Create Account - Sign In
Browse - New Book - My Books - Sell - Groups - $19 ISBNs - Upload / Convert - Help - follow us!   


TOMO DECIMOSEGUNDO: FUNDAMENTOS DE LA RÚNICA NOOLÓGICA

A – Rúnica Noológica y Kábala Numeral

Se ha afirmado, en reiteradas ocasiones, la existencia de dos Kábalas y que las dos tratan sobre la creación del mundo por parte del Demiurgo El Uno. Una, la Kábala Numeral, contiene el secreto de los diez sefiroths y de los 22 sonidos; permite obtener las claves de los Arquetipos Colectivos Psicoideos (Manúes) y conocer los Planes del Demiurgo terrestre Sanat Kumara o Jehová-Satanás. La otra Kábala Acústica, trata sobre la manera en que esos Planes pueden llevarse a la práctica (por el dominio del éter sonorífero AKASA TATTVA) y permite elaborar procedimientos para influir sobre el mundo físico.

La Kábala Numérica facilita el control sobre las muchedumbres y los hombres en COMBINACIÓN CON ELEMENTOS CONCRETOS DE LA KÁBALA ACÚSTICA. La Kábala Acústica posibilita la Taumaturgia y el ejercicio de la totalidad de las artes ocultas EN COMBINACIÓN CON ELEMENTOS SIMBÓLICOS DE LA KÁBALA NUMERAL. Ambas doctrinas son, entonces, complementarias y necesarias para la praxis mágica.

Pero como la Kábala Numérica es objeto, casi exclusivamente de estudio por parte de sabios judíos, y la Kábala Acústica, por lo menos en los últimos 3000 años, es de dominio de los Druidas, esta complementación no ha ofrecido problemas a dos razas engendradas por Jehová-Satanás, cómplices y ejecutoras del Plan de la Sinarquía. Pero esto no siempre fue así. En el periodo Kristiano-Luciférico de la Atlántida, durante su esplendor Hiperbóreo, la Kábala Numeral, que era una doctrina teórica para la interpretación simbólica del mundo, podía ser estudiada por cualquiera. Durante milenios fue un patrimonio cultural colectivo, y así continuó, hasta el cataclismo final que sumergió a Atlantis. Esta es la razón por la que algunos grupos étnicos sobrevivientes, y otros que eran vasallos y habitaban tierras continentales, poseyeron y conservaron conocimientos originalmente kabalísticos, como las matemáticas o la astronomía (Egipcios, Sumerios, Mayas, etc.).

Contrariamente a la vulgarización de la Kábala Numérica, en la Atlántida la Kábala Acústica era conocida sólo por Iniciados Hiperbóreos, mientras duró el periodo Luciférico. Más tarde, cuando el Satanismo fue una práctica corriente por parte de la Casta Sacerdotal, gran parte de la doctrina se perdió y, luego del hundimiento, practicamente desapareció como "saber iniciático".

Sin embargo un remanente pequeño de sobrevivientes que no eran negroides como los egipcios, ni rojos como los toltekas, ni amarillos como los mongoles, poseían suficiente CONOCIMIENTO PRÁCTICO sobre la Ciencia Atlante como para reconstruir la Kábala Acústica, si así lo hubiesen deseado. Este grupo es el que la antropología moderna denomina "hombres de cro-magnon" y que en realidad constituyen los auténticos ancestros de la raza blanca.

En la Atlántida NO EXISTÍA UNA RAZA BLANCA IMPORTANTE. El cromagnón era una raza menor de viryas tomada bajo la protección de los Siddhas Hiperbóreos de raza amarilla a la cual se le encomendó durante el periodo luciférico, una misión colectiva vinculada con la Kábala Acústica: ser los guardianes de la Sabiduría Lítica 39. Ellos, mejor que nadie jamás, poseyeron el secreto de la piedra: del tallado; de su transporte por levitación; de la resonancia telúrica, que permitía aprovechar las corrientes de energía de la tierra; de la construcción de transductores de cristal de roca, cuyo uso como oráculo también conociera John Dee, y que podían constituir, según el tipo, un arma "lanzadora de rayos", una "lámpara de llama perenne" y hasta un "vehículo volador". La tecnología lítica de la Atlántida parecería aún hoy, que hemos desarrollado técnicas para construir circuitos integrados de estado sólido con 50.000 transistores de cristal de silicio, óxidos, etc; asombrosa por la precisión y efectividad que habría logrado.

Luego del hundimiento los blancos cromagnón, guiados por algunos Siddhas Hiperbóreos, se ocupan de "estabilizar el relieve formal de la superficie terrestre", valiéndose de los conocimientos adquiridos en la Atlántida. Es este pueblo el que construye los grandes megalitos que se hayan diseminados cerca de las costas en todo el mundo, los cuales no son monumentos primitivos, sino avanzadísimos instrumentos técnicos. Pero en tanto no se tenga una idea clara de lo que significa REALMENTE el "hundimiento de la Atlántida" no se podrá comprender la labor megalítica de los cromagnón. Tal vez se aclare algo si consideramos que lo ocurrido NO FUE UN SIMPLE CATACLISMO, explicable SOLAMENTE por causas físicas tales como la hipótesis "sísmica" de Platón o la de "aerolito" de Velikovsky, sino la consecuencia de una guerra terrible en la que los Siddhas extraterrestres volcaron todo su enorme conocimiento. El campo de batalla no era solamente la superficie terrestre, pues otros planos de existencia, más sutiles, se hallaban involucrados en el conflicto. En fin, es mucho lo que se desconoce, pero debe tenerse presente que LUEGO del cataclismo de la Tierra, que es un organismo viviente, hubo de ser restaurada en su funcionalidad fisiológica para que continuara siendo habitable (para que los "reinos" de la naturaleza no reaccionaran "contra" el hombre, por ejemplo). En esta tarea trabajaron los cromagnón empleando menhires, dólmenes y cromlechs, y otros instrumentos telúricos que se describirán más adelante.

Vale la pena citar ahora una página de Louis Charpentier, adonde éste imagina la posible función de los menhires:

“Hace unos cinco o seismil años, los chinos descubrieron -y quizá no sólo ellos-que el cuerpo humano es la sede de unas corrientes distintas de los influjos nerviosos cuyos recorridos se hallan fuera de todos los conductos anatómicos conocidos.”

“En el hombre sano, estas corrientes -que son dos y de naturaleza opuesta-se equilibran; pero si, por una u otra razón, exterior o interior llegan a desequilibrarse, se instaura la enfermedad y, con ella, uno u otro microbio.”

“Pero los médicos chinos de aquel tiempo descubrieron también que era posible actuar sobre dichas corrientes puncionando algunos puntos de sus recorridos por medio de agujas de xiles -actualmente son metálicas-, al objeto de restablecer el equilibrio necesario, o bien crear voluntariamente ciertos trastornos. Es la terapéutica china conocida con el nombre de ACUPUNTURA.”

“Lo mismo que el cuerpo humano o animal, la tierra es recorrida por corrientes distintas de las magnéticas y cuya naturaleza no se conoce muy bien, pero que ejercen su acción sobre las capas geológicas que atraviesan y por lo tanto sobre la vegetación.”

“Por otra parte, hace algunos lustros, los agrónomos intentaron -al parecer con cierto éxito-activar los cultivos levantando antenas capaces de recoger la electricidad estática atmosférica, que luego era distribuida por el suelo mediante diversos procedimientos.”

“No se descarta que el menhir -aunque la piedra no sea buena conductora-, ejerza una acción del mismo orden, especialmente cuando está húmeda, por ejemplo, mediante “agua de la luna”, o sea el rocío.”

“Entonces podríamos pensar que los menhires fueron levantados más o menos altos según la intensidad de la corriente telúrica, para establecer un equilibrio benéfico.”

“En este sentido se podrían emprender estudios agronómicos muy interesantes.”

Indudablemente se está aquí en la buena senda. Pero, como se verá en los próximos comentarios, la Acupuntura terrestre es sólo objetivo secundario de la construcción megalítica.

B – Los Guardianes de la Sabiduría Lítica

Para comprender a qué nos referimos cuando hablamos de la "tecnología lítica" que los cromagnón aplicaron, luego de os cataclismos atlantes, conviene considerar previamente ciertos aspectos del hábitat humanos sobre la superficie terrestre. Pero aquí no trataremos el hábitat ecológico, de ello se ocupa las ciencias naturales, sino de las RELACIONES PSÍQUICAS que el hombre entabla con el MEDIO que habita, y de la manera en que ese hábitat ha sido elegido. Para ello debemos definir el concepto PSICOREGIÓN como "aquel hábitat elegido por el hombre el virtud de una CUALIDAD TELÚRICA PSÍQUICAMENTE APRECIABLE."

Esta definición excluye la elección del hábitat por necesidad u obligación. Porque en sus múltiples desplazamientos el hombre SUELE ELEGIR EL LUGAR PRECISO en el que construirá su vivienda, fundará una ciudad, elevará su alma a Dios, etc., motivado por vivencias trascendentes que sobrepasan la mera necesidad fisiológica de alimentarse o protegerse. Así una PSICOREGIÓN es EL SITIO ELEGIDO, por excelencia, para realizar actos de mayor o menos trascendencia.

En principio la psicoregión puede ser "personal" o "social". Deseamos trepar un cerro; ELEGIMOS UNO DETERMINADO, entre muchos otros de la cadena montañosa. En esta elección influyeron motivaciones psicológicas de extrema complejidad, pero por sobre todo hay que destacar la INTERACCIÓN entre el CERRO ELEGIDO y el HECHO DE ELEGIR porque precisamente esta INTERACCIÓN convierte en PSICOREGIÓN PERSONAL al cerro preferido.

Otra persona quizá prefiera otro cerro, pero, de todo un paisaje de cerros, para mí, el cerro elegido es DIFERENTE, se DESTACA de alguna manera misteriosa, adquiere un realce que lo transforma en OBJETO DE APRECIACIÓN, en PSICOREGIÓN PERSONAL. Psicoregiones personales, entonces, son cuantos sitios se elijan por motivos de interacción telúrica, desde un "rincón de enamorados", de tránsito fugaz, hasta un "hogar" en el cual se ha de vivir durante muchos años.

Por otra parte, una PSICOREGIÓN SOCIAL es aquel sitio que se ha elegido en base a motivaciones psicológicas de orden comunitario o colectivo. Por ejemplo un lugar que ejerce cierto "encanto" a más de una persona es una "psicoregión social". La "caverna" elegida, entre muchas otras, por una tribu como hábitat comunitario es también una psicoregión social a menos que esta elección estuviese motivada exclusivamente por la necesidad.

En la antigüedad los sitios en que se erigían las ciudades eran elegidos por motivos trascendentes, de orden religioso o esotérico. Hoy en día la humanidad habita en grandes ciudades que son también psicoregiones colectivas pues, aunque los actuales ciudadanos NO HAN ELEGIDO la psicoregión, lo han hecho en algún momento sus antepasados cuando, por determinada motivaciones, decidieron que ese era el lugar preferido, el sitio exacto, en el que SE DEBÍA ERIGIR la ciudad y COLOCAR LA PIEDRA FUNDACIONAL. Es evidente, pues, que toda ciudad ha sido alguna vez una PSICOREGIÓN PRIMORDIAL, elegida por los "fundadores" y que lo mismo ha de haber ocurrido con los "lugares sagrados", sobre los que se erigen los templos religiosos, que fueron también seleccionados en algún tiempo primordial.

En una ciudad con muchos templos elegimos aquél de nuestro agrado, el cual constituye, para nosotros, una PSICOREGIÓN PERSONAL. Pero el lugar a donde se asienta el templo ha sido, en tiempos de su fundación, una PSICORREGIÓN SOCIAL; y aún lo es puesto que a él acuden muchos fieles que sienten la misma atracción. Como de costumbre nos referimos solamente a las interacciones telúricas y descartamos otras relaciones importantes, pero de orden psicológico, como la "cercanía" o "lejanía" del templo; la adoración en él de alguna advocación o imagen sagrada; cualquier necesidad u obligación; etc.

Sin extendernos en más ejemplos podemos completar este concepto considerando que en la actualidad, debido a la expansión demográfica y material de la civilización, no es común ya que se practique la elección de una PSICOREGIÓN SOCIAL aunque toda la humanidad elija constantemente PSICOREGIONES PERSONALES.

Pero en la antigüedad existía toda una ciencia para la selección telúrica y, de hecho, las más antiguas ciudades que han llegado hasta nuestros días han sido fundadas mediante pautas que son hoy completamente desconocidas. El racionalismo moderno, como siempre, aporta explicaciones dogmáticas que la "Historia", la "Arqueología", etc., sostienen con rigor. Para elaborar tales explicaciones jamás se consulta, por supuesto, a las Tradiciones de los pueblos, cuya riqueza en mitos y leyendas (los "objetos culturales" de las superestructuras de los hechos históricos") podrían seguramente aproximar a la verdad. Por el contrario se emplea un "método científico" para interpretar el hecho que, esta vez, es extremadamente sencillo: se inventa un "manual de procedimientos", racionales, y consultando sus pautas clasificatorias se califica "académicamente" la labor de los antiguos. En dicho manual se consideran las pautas de "defensa", "alimentación", "provisión de agua", "comunicaciones", etc. Si de una ciudad, por ejemplo, Babilonia, ha sido fundada "teniendo en cuenta dichas pautas", o sea: cerca de un río, próxima a las rutas comerciales, sobre una elevación que domine el entorno, etc., entonces sus habitantes eran geniales, "casi modernos". Pero si un pueblo cometió "error" de edificar sus ciudades faltando a alguna de tales reglas de la moderna estrategia racionalista, si por ejemplo "despreció" aquella inexpugnable colina y eligió vivir en el valle, entonces se trata "simplemente de gente idiota", seres primitivos que "lo ignoraban todo" sobre la manera en que se debe "planificar una buena ciudad".

Por supuesto que la obsecación racionalista, que afirmó durante siglos que Troya no podía estar adonde realmente estaba y que no alcanza a comprender porqué los Mayas construyeron ciudades que nunca habitaban, no reconoce un aspecto importante del problema cual es la elección de las psicoregiones.

En la antigüedad se confiaba la inspección telúrica a personas sensitivas, sacerdotes o iniciados, quienes jamás empleaban un criterio racional en esa tarea sino que se guiaban por conocimientos esotéricos. Estas personas "sabían elegir el lugar" adecuado a las necesidades de la comunidad, que variaban en muchos casos: ciudad duradera, ciudad transitoria, campamento, fortalezas, granja, etc. En tiempos muy antiguos, para toda construcción se seleccionaba con cuidado el sitio conveniente, sea un puerto, un templo o un puente. Hoy en día parece evidente que primero ha surgido el camino y luego, en los lugares de vacío, se construyó el puente o se colocaron las piedras para saltar. Sin embargo sorprendería saber con cuánta frecuencia se hacían desvíos muy grandes para cruzar el río por lugares que no eran ni los más playos, ni los más cercanos entre orillas, sino que la "psicoregión" predominaba por sobre cualquier pauta lógica o racional. Un río "no se debía" cruzar por cualquier parte, así como la tierra "no se debía" arar y cultivar en su totalidad; existían zonas, PSICOREGIONES NEGATIVAS, donde la influencia telúrica era nefasta y a las que se debía evitar cuidadosamente. Muchas de aquellas precauciones de los antiguos han llegado hasta nuestros días (el antropólogo JENSEN las llama: "supervivencias") como complementos de mitos y leyendas, pero son tomados por supersticiones carentes de sentido.

Por lo cierto es que en la antigüedad la existencia de lugares "hostiles" era muy conocida y aceptada, lo que explica muchas de las "fallas" que se habrían cometido en la elección de los lugares útiles, según las pautas del "manual de procedimientos" de los racionalistas modernos. Porque muchas veces un lugar dotado de todas las ventajas EVIDENTES, en materia de seguridad y alimentación, presentaba, en cambio, la desventaja ESOTÉRICA de contener una psicoregión negativa que impedía efectivamente el asentamiento por no garantizar el bienestar comunitario. Por el contrario, podían localizarse lugares completamente desguarnecidos o peligrosos pero que representaban verdaderos paraísos terrenales para quienes GOZABAN de su psicoregión. No otra cosa, por ejemplo, explica la tragedia de Pompeya, edificada sobre una ladera del volcán Vesubio, ciudad que, a pesar del terremoto del 63, fue reedificada a pedido de sus habitantes, quienes no soportaban la idea de abandonarla y por eso perecieron casi en su totalidad dieciséis años después, en el 79m cuando una nueva erupción la sepultó bajo la lava ardiente y las cenizas.

No nos extenderemos más en un tema de fácil comprensión. Sólo nos resta agregar que en la Atlántida, durante el periodo luciférico, existía toda una "ciencia de las psicoregiones" en base a la cual los Siddhas Hiperbóreos instruían a los viryas sobre las técnicas a emplear para "dominar la naturaleza" y reorientarse estretégicamente. La "naturaleza" según esta ciencia es sólo un aspecto sensible, una apariencia concreta, de esa multiplicidad infinita de procesos evolutivos en que consiste la macroestructura de una Edad Manú. Por eso "dominar la naturaleza" significa conocer la manera de operar sobre los procesos evolutivos y conseguir la independencia de los Arquetipos Psicoideos. La "ciencia" que permitía tal "dominio de la naturaleza" formaba parte de la Kábala Acústica y ésta, según ya adelantamos, sólo era conocida por una élite de iniciados hiperbóreos.

Luego de los cataclismos (el "hundimiento de la Atlántida") la Tierra experimentó una alteración muy grande en el funcionamiento de sus sistemas de energías vitales y fluidos sutiles. Se acentuaron los contrastes entre psicoregiones hasta un punto tal que los desniveles eran fácilmente percibidos por el hombre y resultaban a menudo peligrosos. Para equilibrar las psicoregiones y tornarlas habitables a la humanidad los cromagnón emplearon externamente sus conocimientos de Kábala Acústica. Pero tal acción exterior para ser efectiva debe estar acompañada de un TRABAJO INTERIOR pues la humanidad (o sus conjuntos étnicos) interactúa con la psicoesfera (el cuerpo "sutil") de la Tierra, asiento de los Arquetipos Psicoideos, y está relación puede "atenuar" o "excitar" los contrastes entre psicoregiones.

Hoy en día la posibilidad de efectuar un control "colectivo" sobre el medio ambiente empleando poderes psíquicos (la "fuerza de la voluntad") será tomada con escepticismo pues el avance del Kaly Yuga (la expansión demográfica de elementos racionales "confusos", la predominancia generalizada de las tendencias animales del pasú, etc.) ha producido una humanidad inmersa en un sopor materialista que le impide tomar consciencia de su potencial mental y del poder con que esta potencia podría actuar sobre las psicoregiones. En consecuencia el hombre moderno se encuentra imposibilitado para resolver las alteraciones actuales entre psicoregiones. La Estrategia de la Sinarquía ha capitalizado esa impotencia y ha lanzado movimientos subversivos que "denuncian el conflicto entre el hombre y el medio ecológico", pero existen en verdad causas reales que un movimiento auténticamente ecologista debería investigar seriamente.

Volviendo al concepto de psicoregión es hora ya de preguntar ¿a qué se llama interacción psicológica entre el hombre y el medio ambiente? Ya lo hemos definido indirectamente: existen lugares "nefastos" que denominamos PSICOREGIONES NEGATIVAS así como hay también lugares que poseen cierto "encanto", a los que vamos ahora a denominar PSICOREGIONES POSITIVAS. Estos conceptos elementales pueden profundizarse si definimos un nuevo concepto: el de CLIMA PSICOFÍSICO.

Recordemos que una PSICOREGIÓN es el "hábitat elegido" por el hombre en virtud de una cualidad telúrica psíquicamente apreciable". Ahora podemos agregar que toda psicoregión posee un CLIMA que le es propio el cual puede definirse como "el conjunto de percepciones sensoriales y extrasensoriales que impresionan a un hombre situado en su entorno". El concepto de "clima" puede aplicarse tanto a las psicoregiones positivas como a las negativas, personales o sociales, etc. Por ejemplo desde la lúgubre "sensación de opresión" que se experimenta en una tenebrosa caverna hasta el "electrizado ambiente" de una sala de teatro que en el momento culminante del drama o la tragedia es percibido por todo el público, existen una infinidad de "climas" especiales de conocimiento corriente. Con el fin de lograr un desarrollo claro y comprensible de este concepto comenzaremos por estudiar los "climas" de las psicoregiones naturales.

C – Conceptos de "psicoregión"

Hay lugares en el mundo que gozan de un encanto particular y a veces sus cualidades son tan intensas que, al ser percibidos por muchos, trascienden fronteras y ganan perdurable fama. ¿Quién no oyó hablar de alguna montaña inspiradora, una ribera de ensueño, un arroyo de dulces murmullos, lugares todos recomendados como muy propicios para la meditación o el amor, o para recobrar la salud perdida o, aún, para indagar el futuro? Generalmente son los espíritus sensibles, músicos o poetas, quienes expresan en lenguaje popular estas cualidades geográficas contribuyendo a acrecentar su fama.

Estamos aquí ante un caso de PSICOLOGÍA PROFUNDA cuya comprensión suele facilitarse al establecer analogías con fenómenos de la Física. Por eso se habla de CLIMA PSICOFÍSICO, aunque sería más apropiado referirse a MICROCLIMA, es decir: A LAS CONDICIONES DEL CLIMA EN UN ESPACIO LIMITADO. Por ejemplo, ¿qué queremos significar cuando decimos que una psicoregión posee un MICROCLIMA particular?: que en dicha psicoregión se experimenta un estado psicológico diferente al que se vivenciaría en otras partes, aún en las inmediaciones. Pero tal estado psicológico no responde sólo a las percepciones sensoriales, es decir: visuales, auditivas, olfativas, etc., sino que involucra también a otros planos del ser, otras regiones del alma, cuya fibra no es fácilmente afectada en la vida corriente. Es como si el lugar, su microclima, INDUJERA en el hombre una fuerza totalizadora que, disolviendo percepciones y sensaciones, lo trasnportara hacia lo NO DIFERENCIADO o inconsciente. Y esta regresión a los estados primordiales de conciencia, lejos de constituir una actitud pasiva por parte de quien la experimenta genera la PARTICIPACIÓN ACTIVA entre el hombre y el microclima. La CONCIENCIA DE EXPERIMENTAR algo especial, el éxtasis, es justamente el efecto de la PARTICIPACIÓN ACTIVA.

Ya hemos mencionado en distintas oportunidades el concepto de PSICOESFERA, el cual alude a un "campo" que rodea la Tierra y se compenetra con todos los puntos del espacio interior. Tal campo es equivalente a lo que en la Ciencia del Aliento hindú se denomina GLOBO TERRESTRE DE AKASA, es decir, aquella esfera adonde yacen depositados los Arquetipos Manú, que nosotros hemos llamado "psicoideos", y, en un plano inferior a éstos, los "registros akásicos", que no son más que la impresión astral de su despliegue evolutivo en la materia. Este campo es, también, una de las diez "Vestiduras" o "Velos" del Demiurgo Jehová-Satanás, "El Anciano de los Días", que se nombran en la Kábala hebrea.

En el "campo" de la Psicoesfera tiene lugar el INCONSCIENTE COLECTIVO UNIVERSAL, donde yacen los Arquetipos Psicoideos, y éste interactúa con el INCONSCIENTE COLECTIVO PERSONAL de cada individuo (pasú o virya perdido). De esa manera se conecta la evolución humana con el desarrollo del Aarquetipo Planetario pues la Psicoesfera es el "sustratum" de la fisiología terrestre, el "cuerpo sutil" que hace las veces de "sistema nervioso vital" constituido por una completa red de energías telúricas con millones de vórtices o "chakras" y canales de distribución o "nadis", etc.

En el libro 4 estos conceptos serán debidamente definidos y fundamentados. Lo importante ahora es comprender que cierta parte de la psique humana, llamada "inconsciente personal", PARTICIPA DEL INCONSCIENTE COLECTIVO UNIVERSAL O PSICOIDEO. De hecho el pasú se encuentra absolutamente ligado a la Psicoesfera y solo el virya puede trascender a la determinación arquetípica que ejerce el inconsciente colectivo psicoideo -a través del inconsciente colectivo personal-sobre la conciencia ordinaria. Esa trascendencia, ese despertar, esa liberación que se alcanza luego de transitar el sendero del regreso al origen, es tema que ya hemos tratado en otras partes.

Estamos ahora en condiciones de definir a una ISLA PSICOIDEA, a partir del concepto de PSICOREGIÓN ya estudiado: UNA ISLA PSICOIDEA ES LA CONTRAPARTE DE UNA PSICOREGIÓN EN EL CAMPO DE LA PSICOESFERA.

Estos tres conceptos no deben dar lugar a confusión. Para evitar malentendidos hagamos notar que, inversamente, UNA PSICOREGIÓN ES LA PROYECCIÓN DE UNA ISLA PSICOIDEA EN UN ÁREA GEOGRÁFICA DETERMINADA. Desde este punto de vista puede afirmarse que UNA ISLA PSICOIDEA ES EL ARQUETIPO DE UNA PSICOREGIÓN. Se comprende así que hemos necesitado aludir previamente al concepto de "Psicoesfera" sólo para definir el ámbito de la existencia de las "islas psicoideas".

En anteriores incisos planteamos la distinción entre "hecho natural" y "hecho cultural". De este último dijimos entonces que era "la forma" en que se concentraba un Arquetipo psicoideo al evolucionar hacia su entelequia; pero como el hecho cultural es "esencialmente estructural" llamamos "superestructura" a la estructura que soporta dicha forma. También estudiamos de qué manera la superestructura del hecho cultural "captura" a todo aquel que establezca una relación cognoscitiva con él, incorporándolo como sujeto de su drama: con su mayor potencia el Arquetipo psicoideo del hecho cultural intenta desplegarse a través del sujeto humano "capturado" y exteriorizando su propia estructura cultural.

Podemos aplicar estos conceptos para explicar el origen de aquella PARTICIPACIÓN ACTIVA entre el hombre y el microclima que mencionábamos recientemente: AL SENTIRSE ATRAÍDO POR UNA PSICOREGIÓN EL HOMBRE "PARTICIPA ACTIVAMENTE DE SU MICROCLIMA" POR QUE HA SIDO CAPTURADO POR EL MICROCLIMA EN QUE SE DESPLIEGA LA ISLA PSICOIDEA. No hay aún un hecho cultural propiamente dicho, PERO TODO HECHO CULTURAL COMIENZA POR LA "ELECCIÓN" DE UNA PSICOREGIÓN. Podemos decir, para dar más claridad al asunto, que una isla psicoidea opera como el "marco" o "encuadre" en el que debe darse todo hecho cultural. Por eso cuando una isla psicoidea captura al hombre en el microclima de su psicoregión, POR ESE SÓLO HECHO, queda dispuesto el marco propio para que los Arquetipos Psicoideos, en una "reacción Kármica", se desplieguen a través de una superestructura que incluye ahora al hombre y a la psicoregión como elementos componentes y cuya forma, dramática, se denomina: "hecho cultural".

Los Arquetipos que llamamos "islas psicoideas" evolucionan concretamente en las psicoregiones y éstas son ámbitos EXCLUSIVAMENTE GEOGRÁFICOS; el "microclima" es la estructura natural, PARA EL HOMBRE, que soporta a la psicoregión. De allí que el "microclima de la psicoregión" sea equivalente, en otro grado, a la "superestructura del hecho cultural": ambos son expresiones de los Arquetipos Psicoideos; el primero lo es de una "isla psicoidea"; el segundo, de un "Arquetipo Manú".

Un Arquetipo puede ser "conocido", es decir, concientizado, mediante la DESCRIPCIÓN de alguna de las FORMAS CONCRETAS que adopta durante su evolución. En este sentido podemos afirmar que toda psicoregión es una FORMA CONCRETA que adepta la isla psicoidea correspondiente durante su evolución y, por lo tanto, TODA PSICOREGIÓN ES UNA "DESCRIPCIÓN NATURAL" DE SU ISLA PSICOIDEA. Se comprende enteonces la importancia que tendría para una Estrategia Psicosocial, la posibilidad de conocer y distinguir a las psicoregiones, en tanto que PROYECCIONES GEOGRÁFICAS de Arquetipos Psicoideos, SON REPRESENTABLES GRAFICAMENTE. Personas sensitivas debidamente entrenadas, iniciadas en la Sabiduría Hiperbórea, pueden dibujar en un mapa el CONTORNO de las psicoregiones o representar en una "maquette" la superficie en relieve. En la , por ejemplo, se llegó a contar con un cuerpo de oficiales entrenados para trazar la poligonal de cualquier psicoregión de Europa.

D – Concepto de "isla psicoidea"

Retomemos la distinción entre "psicoregión natural" y "psicoregión social". Un psicoregión natural es un lugar hecho por propia mano del Demiurgo, es decir, donde evoluciona un Arquetipo "isla psicoidea", como, por ejemplo, un paisaje, gruta, abismo, río, montaña, etc., todos sitios en los cuales puede percibirse un microclima particular.

Una psicoregión social es, en cambio, un lugar elegido por el hombre para establecer su hábitat, edificar poblados, templos, jardines o palacios, al cual ha modificado su carácter "natural" para adaptarlo a los fines comunitarios.

Es evidente que todo sitio del segundo caso ha sido, antes de la intervención del hombre, un lugar del primer caso. Vale la pena preguntar: ¿puede servir CUALQUIER LUGAR para, mediante su modificación o alteración formal, dotarlo de un microclima adecuado a las necesidades humanas?: no; es necesario elegir cuidadosamente el sitio. Tal como vimos en la historia de Nimrod, El Derrotado, a veces puede llevar años localizar un sitio adecuado, y eso si se dispone de las personas capacitadas para LEER en la naturaleza las descripciones de las islas psicoideas.

Y sin embargo, a pesar de tal complejidad, los blancos cromagnón, "sabios de la piedra", adaptaron psicoregiones en todo el mundo para que pudiesen ser habitadas por el hombre. Luego del último cataclismo atlante ellos "repararon" el sistema nervioso terrestre haciendo posible NUEVAMENTE la reorientación estratégica de los viryas. Porque, si bien las construcciones megalíticas guardan relación con las corrientes de energía telúrica, ello proviene sólo de un ASPECTO FUNCIONAL de las mismas y no constituye, ni mucho menos, "el motivo" de su fabricación, como suponen Louis Charpentier y otros adeptos del druidismo. No se trataba de practicar una "acupuntura terrestre" sino de conducirse de acuerdo a una Estrategia Hiperbórea: he aquí la clave para interpretar la actitud de los constructores cromagnón.

Hoy en día la Sinarquía intenta borrar de cualquier manera los rastros de la Guerra Cósmica y su táctica, en este sentido, consiste en negar toda determinación bélica a los pueblos de la prehistoria. Se comprobará, así, que todos los autores esotéricos de la Sinarquía, teósofos, rosacruces, masones, martinistas, etc., son PACIFISTAS A ULTRANZA que afirman ciegamente que "los sobrevivientes de la Atlántida fueron fundadores de civilizaciones" y aportan "como prueba" las culturas maya, sumeria, egipcia, etc., sin explicar el lapso de millones de años que separan a éstas de aquel cataclismo.

Para aproximarnos a la verdad, y evitar la desinformación sinárquica, preguntémonos por un momento ¿cuál es la conducta más probable que adoptarían los sobrevivientes de una civilización que ha sucumbido y desaparecido por efecto de una guerra total?: con toda seguridad no se comportarían SOLO como unos fundadores de civilizaciones...

En realidad, unos sobrevivientes tales, mantendrían un PERMANENTE ESTADO DE ALERTA y sólo se conducirían siguiendo PAUTAS MILITARES tanto para desplazarse como para acampar y, aunque tratasen de salvar elementos de su perdida civilización, NO SERÍA ESE, desde luego, EL MOTIVO PRINCIPAL QUE DETERMINARÍA SUS ACCIONES. Tenemos un ejemplo muy a mano en aquellos japoneses que sobrevivieron más de veinte años en las islas del Pacífico, después que finalizara la Segunda Guerra: aunque ellos se construyeron objetos culturales necesarios para sobrevivir o vivir, tales como una cabaña, un anzuelo, o un juego de go, y aunque hubiesen transmitido parte de sus conocimientos a los aborígenes, "civilizándolos", NINGUNO DE ESTOS MOTIVOS DETERMINABA SUS ACCIONES; por el contrario, al ser hallados, se comprobó que los soldados no habían olvidado la guerra EN NINGÚN MOMENTO, manteniendo siempre un PERMANENTE ESTADO DE ALERTA y conduciéndose, tanto para desplazarse como para acampar, según PAUTAS MILITARES; un ejemplo de ello era el correcto funcionamiento de sus armas, a las que habían lubricado y mantenido en buenas condiciones, y fundamentalmente, el RESPETO CONSTANTE POR EL GRADO MILITAR -un sargento de 1945 aún era sargento en 1960-que revela todo un universo de honor y virtudes marciales.

A no dudarlo ésta es la actitud de los que sobreviven a una guerra total Y NO SE HAN RENDIDO: TODO MOVIMIENTO, TODA ACCIÓN, ES TÁCTICA Y, POR LO TANTO, DEBE EJECUTARSE DE ACUERDO A LOS PRINCIPIOS DE LA GUERRA. PERO TODA TÁCTICA, A SU VEZ, DEBE PLANIFICARSE EN EL MARCO DE LA ESTRATEGIA GENERAL, DE MODO QUE CONTRIBUYA A CUMPLIR SUS OBJETIVOS. Por eso los cromagnón se movían y actuaban siguiendo las tácticas de la Sabiduría Hiperbórea y sus ACTOS DE GUERRA, llámense menhires, dólmenes o cromlech, obedecían a objetivos de la Estrategia General de los Siddhas.

El objetivo principal de la Estrategia Hiperbórea es "el retorno al origen" y, por lo tanto, un dolmen, por ejemplo, ha de servir para eso PRINCIPALMENTE; y luego para "escuchar la música de las esferas" o "fijar las corrientes telúricas" como pretende el druidismo. Hay en todo esto un gran secreto que nos obliga, para no traicionarlo, a emplear el lenguaje simbólico. Digamos, entonces, que CUANDO SE ALCANZA EFECTIVAMENTE EL OBJETO PRINCIPAL DE LA ESTRATEGIA HIPERBÓREA LOS VIRYAS DESAPARECEN DE LA HISTORIA. No podemos agregar más.

De este modo resulta que toda acción de guerra exitosa llevada a cabo por viryas hiperbóreos, LUEGO DE LA GUERRA TOTAL culmina con la DESAPARICIÓN DE SUS PROTAGONISTAS. PERO LAS ARMAS DE PIEDRA SIEMPRE QUEDAN, AUNQUE NO PUEDAN SER EMPLEADAS NUEVAMENTE EN LA MISMA FORMA QUE LAS UTILIZARON SUS CONSTRUCTORES. Louis Charpentier ha descubierto que, sugestivamente, los megalitos de Francia están distribuidos sobre un enorme espiral que abarca todo el país; también ha comprobado que, desde tiempo inmemorial, hay toda una migración esotérica de personas, quienes, cual gigantesco juego de oca, van ("masonería") 40. Naturalmente, algo que Charpentier desconoce, tal migración comienza A POSTERIORI de las construcciones de piedra pues LOS CONSTRUCTORES DESAPARECIERON CUANDO COLOCARON LA ÚLTIMA PIEDRA DEL CENTRO DEL ESPIRAL U "OJO". A los que llegan después, y desconocen el secreto de la piedra o carecen de pureza sanguínea como para plantear una Estrategia Hiperbórea, SÓLO LES QUEDA LA ALTERNATIVA DE PURIFICARSE SIGUIENDO LA RUTA DE PIEDRA DE LOS SIDDHAS. Como EL ORIGEN ES COMÚN A TODOS LOS LINAJES HIPERBÓREOS, es posible que al seguir un camino hacia el Origen, ABIERTO POR OTROS VIRYAS, se consiga RECORDAR EL SECRETO y pueda, así, plantearse una Estrategia propia.

Para neutralizar estas armas líticas, y la posibilidad de "Orientación Estratégica" que brindan, los Druidas se han ocupado durante siglos de efectuar un bloqueo mágico, grabando signos o practicando rituales que tienen por fin alterar las psicoregiones aledañas. Pero, desde que se infiltraron en la Iglesia Católica, su accionar ha sido tremendamente efectivo pues, luego de destruir las armas líticas, en el sitio en que éstas se hallaban, levantaron otras construcciones de piedra especialmente diseñadas, según principios de la Kábala Acústica, para conseguir los fines estratégicos de la Sinarquía. De ellos volveremos a hablar más adelante.

E – Labor megalítica del hombre de Cromagnón

Vamos a destacar ahora un elemento que se encuentra estrechamente ligado al tránsito por el mundo de los blancos cromagnón. Si en un mapa indicamos la distribución mundial de los megalitos – la cual será indudablemente incompleta pues muchos han sido destruidos-y en otro mapa idéntico marcamos los lugares en donde se ha encontrado el antiguo signo de la SVÁSTIKA, veremos que las áreas de dispersión son idénticas.


DISTRIBUCIÓN MUNDIAL DE LAS CONSTRUCCIONES MEGALÍTICAS

FIGURA 1

Si bien la Svástika es ostentada por pueblos que, aún habitando los lugares megalíticos, no han sido los constructores de los mismos, este hecho no invalida el argumento pues justamente estos pueblos de cultura inferior han recogido o descubierto la Svástika a partir de la construcción megalítica YA QUE, EN CIERTO SENTIDO, AMBAS SON UNA Y LA MISMA COSA. Hemos declarado ya que las construcciones megalíticas son ARMAS TÁCTICAS para ser usadas en el marco de una Estrategia Hiperbórea y que el objetivo de tal Estrategia es "el Retorno al Origen". Para comprender nuestra afirmación anterior no hay más que recordar que en toda acción estratégica HACIA EL ORIGEN debe intervenir el Gral, reflejo del Origen. Pero el Gral se halla soportado por la Runa de Oro y en ésta grabado el Signo del Origen, DEL CUAL SE DERIVA, MEDIANTE DEFORMACIONES Y MUTILACIONES, LA RUNA SVÁSTIKA. De allí que una construcción lítica, diseñada para trasladar a una comunidad guerrera "hacia el Origen", haga posible que otra comunidad, más impura o confusa, perciba el Signo del Origen y "adore", o considere "sagrada", a la Runa Svástika.


DISTRIBUCIÓN MUNDIAL DEL SIGNO DEL ORIGEN O "RUNA SVASTIKA"

FIGURA 2

Pero la Svástika, que se deriva del Signo del Origen, no representa ella misma tampoco un "signo solar" a pesar de haber sido racionalizada como tal por sacerdotes decadentes, quienes la identificaron también con "la vida", "el movimiento", "la reencarnación", "el polo", etc. En la Antigüedad la Svástika ERA UN SÍMBOLO HIPERBÓREO DEL FUEGO Y DE LA SANGRE, CUANDO AMBAS SUSTANCIAS SON UNA Y LA MISMA COSA. Hoy en día el fuego es COMBUSTIÓN, la ilusión óptica de un proceso químico de cambio de estado de la materia, y la sangre un LÍQUIDO PLASMÁTICO. Pero la Sabiduría Hiperbórea enseña que SANGRE PURA Y FUEGO poseen una naturaleza común, conocimiento que está en la base de la Kábala Acústica utilizada por los cromagnón para DOMAR las corrientes de energía telúrica. El que puede VER la energía telúrica la encuentra semejante a un vapor ígneo; pero la sangre también SE VE de esa misma forma: como un vapor ígneo; y por tal analogía se ha hablado durante milenios de "sangre de la Tierra" e inclusive, debido a que en los cursos de agua, ríos y arroyos, la circulación de la energía telúrica es mayor, se ha identificado al agua como a una "sangre terrestre".

Hay pues un conocimiento perdido en torno a la Svástika que sólo los arios de la India, los germanos de Frisia y Sajonia, y quizá los mayas de Yukatán, han conservado de manera deformada hasta los tiempos modernos. Hay una antigua palabra sánscrita para designar el fuego que pone de relieve el "recuerdo" hiperbóreo de la identidad que venimos señalando: es la palabra PUR, que, además de significar "fuego", constituye la raíz de PURA, una calidad de la Sangre. En efecto, en los Vedas se lee constantemente que la Sangre de los reyes, guerreros o sacerdotes, es decir, de miembros de las castas superiores, es PURA y, por lo tanto, IGNEA. Sangre y Fuego se nombraban en sánscrito antiguo, entonces, con una única palabra, PUR, que también significa PURA, cualidad indiscutida de AGNI, el Dios del Fuego, y de la Sangre de los héroes legendarios o Siddhas.

También los germanos conservaron parte de este conocimiento al utilizar la Svástika como RUNA, o sea: como palabra mágica, elemento de la Kábala Acústica.

La Kábala Acústica se basa en el principio de que toda forma se halla sostenida por una palabra, que es también un Arquetipo, la cual fue pronunciada en el comienzo del Drama por el Logos Creador, o sea: el aspecto Verbo del Demiurgo. Conocer la Kábala Acústica significa una VENTAJA ESTRATÉGICA que permite, por ejemplo, "adaptar" el medio ambiente, el Valplads, para que sirva a los fines de una Estrategia Hiperbórea disminuyendo la presión satánica de Maya, la ilusión de lo real.

Por eso quienes utilizaban como letras la Svástika, y otros símbolos de la Kábala Acústica, estaban sin dudas poseyendo una ventaja estratégica sobre otros pueblos ya sinarquizados. Ventaja que hoy los germanos perdieron pues deben someterse a las reglas de un mundo judaizado, satanista y sinárquico, pero que sin embargo no representa un mal tan grande como el que han debido soportar otros pueblos hiperbóreos como los aztecas, por ejemplo, quienes no sólo perdieron su alfabeto de símbolos Kabalísticos, sino que se destruyó su cultura y hasta se intentó exterminar su raza.

F – Megalitos y Runa Svástika

Decíamos que los cromagnón sembraron el mundo de megalitos y agregamos como dato ilustrativo que la Svástika aparece en los mismos lugares en que se erigieron las armas líticas. Sabemos que sobre este tema se han vertido infinidad de opiniones disparatadas; sin embargo no podemos soslayar las afirmaciones de ciertos comentaristas profanos, muy promocionados últimamente41, quienes, luego de observar que las construcciones megalíticas se hallan distribuidas predominantemente cerca de las costas de ríos y mares, sacan la conclusión de que "los constructores provenían del mar", o eran, simplemente, una "raza marinera". Esta presunción LA DESMENTIMOS DE INMEDIATO y afirmamos, en cambio, que el trabajo de los LÍDERES del arte lítico era mucho más vasto de lo que suele suponerse pues incluía TODA LA SUPERFÍCIE de los continentes, y que, por desconocerse ahora en qué consistía este trabajo, se llega a conclusiones erróneas y disparatadas.

La clave está en la Kábala Acústica, la cual incluye el uso de RESONADORES LÍTICOS – menhires y dólmenes – pero también DISPOSITIVOS FORMALES – como los cromlech, el laberinto, el perfil de grandes rocas y montañas, el pozo y la caverna, etc., -QUE OBRAN DE MODO DECRIPTIVO SOBRE LOS ARQUETIPOS PSICOIDEOS. Existen muchas cavernas que han sido modificadas artificialmente para SERVIR a determinados fines, cuando no son totalmente artificiales; y numerosos pozos, en todo el mundo, registran una elaboración humana. También los petroglifos y figuras rupestres de origen cromagnón, como en las cavernas de Altamira, Lascaux o Aurignac, tenían su fundamento en la Kábala Acústica: en conjunto con ciertos mantram o palabras mágicas permitían operar sobre las almas grupales, -elementos o egrégoros – de los animales a los que se deseaba cazar o domesticar. En el Perú, en el yacimiento de Marcahuasi, situado en una pequeña meseta andina a cuatro mil metros de altitud, puede visitarse hoy día un auténtico taller-escuela cromagnón, allí cualquiera podrá contemplar "in situ" todo un arsenal de armas líticas tácticas y comprobará, si tiene "buena vista", que éstas exceden por su abrumadora diversidad a las más conocidas del menhir, el dolmen o la muralla.

G – El arsenal lítico de la Rúnica noológica

Nos hemos referido ya a las modificaciones que los cromagnón efectuaron en muchas psicoregiones transformándolas de "naturales" en "sociales" o aptas para que los viryas las habiten y se "reorienten estratégicamente". Pero también mencionamos que en muchos casos las psicoregiones sociales fueron alteradas nuevamente por los druidas, con el propósito de readaptarlas para la Estrategia de la Sinarquía; por ejemplo vale la pena recordar que muchos de los grandes templos de las religiones "modernas", católicas, musulmanas, budistas, etc., han sido edificados SOBRE antiguos "templos paganos", o sea: en lugares que eran venerados desde la más remota antigüedad y en cuyo centro existía un menhir, un dolmen, un cromlech, etc. Vamos a explicar ahora la naturaleza de esta CONTRAOFENSIVA SINÁRQUICA.

Los Druidas se infiltran a partir del siglo IV en la orden benedictina y luego, desde el Cister y Cluny, lanzan la Orden del Temple en la primera y más terrible ofensiva destinada a instaurar el Gobierno Mundial de la Sinarquía. Al estudiar la Estrategia A2 comentaremos este plan sinárquico, y explicaremos los motivos de su fracaso. Lo importante es que, para que tal plan diera resultado, se debían preparar con antelación de siglos las psicoregiones religiosas de Europa para que sus microclimas capturasen a los "creyentes" y los incorporasen al proceso del Arquetipo de Jesús Cristo.

Para ello los Druidas contaban con la Kábala Acústica, en la cual eran maestros, y con la Kábala Numeral, que gustosamente pusieron a su disposición los sabios judíos; combinando este formidable conocimiento desarrollaron una técnica de control psicosocial basada en la resonancia arquetípica de enormes estructuras de piedra. La expresión concreta de este trabajo es la catedral gótica que "aparece", como todos saben, en el siglo XI. Esta gigantesca construcción es un instrumento lítico finalmente calibrado para generar un microclima religioso, capaz de apabullar al feligrés con su grandiosidad y de sugerirle una actitud de respeto y devoción. ¡Nada más que eso necesita el Arquetipo de Jesús-Cristo para efectuar la captura, transformando el microclima en superestructura y a la psicoregión religiosa en hecho cultural! Pero lo más admirable de tal máquina infernal – y aunque esta afirmación escandalice a los genetistas la diremos igual – es que, una vez efectuada la captura, "modula" la información genética del creyente tornando hereditario el Arquetipo de Jesús Cristo, o sea: judaizando genéticamente al incauto; esto se logra porque el Arquetipo de Jesús-Cristo, que es psicoideo, es decir: perteneciente al inconsciente colectivo universal, se introduce y plasma en el inconsciente colectivo personal por la acción de la catedral, lo que implica una modificación cromosómica EN TODA LAS CÉLULAS DE LA ESTRUCTURA ANATÓMICA HUMANA. Son así las catedrales: MÁQUINAS PARA PROGRAMAR PSÍQUICAMENTE (Y GENÉTICAMENTE) A LA POBLACIÓN CON EL PROPÓSITO DE CONFORMAR UN TIPO HUMANO JUDAICO, QUE ACTÚAN SOBRE LA HERENCIA GENÉTICA POR LA TRANSMISIÓN DE CARACTERES SIMBÓLICOS INDUCIDOS.

La construcción de catedrales -y otros monumentos que no mencionamos por motivos de brevedad – es desde el punto de vista de la Sabiduría Hiperbórea una auténtica táctica de Estrategia Psicosocial puesta en práctica por la Jerarquía Blanca de Chang Shambalá para favorecer el advenimiento de la Sinarquía Universal. Sobre la FUNCIÓN de las catedrales tanto el Druida Fulcanelli como el celtista Louis Charpentier, y muchos otros autores de similar filiación sinárquica, pretenden que las mismas serían "libros de piedra" destinados a perpetuar un "saber oculto" – aquí sería la Alquimia – el que, debido al "oscurantismo reinante", no puede ser expuesto ni siquiera por organizaciones iniciáticas.

¡Cuesta creer que tales idioteces puedan decirse de buena fe!, y estaríamos tentados de dudar del criterio racional de quienes las emiten SI NO ESTUVIESEMOS AL TANTO DE QUE EXISTE UNA ESTRATEGIA SINÁRQUICA Y DE QUE ELLOS SON SUS AGENTES.

Para aclarar las cosas recordemos que con las pirámides de Egipto ocurre una conspiración similar, en la que todos los autores "esotéricos" coinciden en afirmar que, por ejemplo, "Keops es un libro de piedra, adonde se ha volado el saber egipcio para perpetuarlo a través del tiempo". ¿En qué fundamentan tal afirmación?: en la perfecta orientación geográfica de las construcciones – pirámides y catedrales – y en la intervención de NÚMEROS muy exactos y llamativos, extraídos de la Física o la Astronomía, en las dimensiones del monumento.

Veamos ahora cuál es la verdad que la Sinarquía pretende ocultar o disimular con teorías absurdas: tanto las pirámides como las catedrales y, en general, todos los templos construidos en base a principios cabalísticos, SON MÁQUINAS FUNCIONALES, construidas para operar colectivamente sobre el público. Hágase cualquiera la siguiente pregunta: ¿en qué máquina no intervienen medidas y dimensiones vinculadas con las leyes de la naturaleza que pretenden gobernar y aprovechar? Inferir de ello que la máquina es un libro en el que se han vertido conocimientos de la naturaleza destinados a ser leídos en el futuro es una idea irreal.

Una máquina se construye para ser usada en el presente y en un futuro inmediato, o para que funcione mientras tenga vida útil, pero nunca se hace pensando en lo que ocurrirá miles de años después. Claro que si dicha máquina atraviesa los milenios y es contemplada por seres que ignoran su OBJETIVO FUNCIONAL no sería extraño que razonaran equivocadamente que la misma es "un libro" y hasta "leyeran mensajes" en ella. Piénsese, por poner un ejemplo extremadamente simple, en unos hombres del futuro que, ignorándolo todo sobre nuestra civilización, hallaran EL CUADRANTE DE UN RELOJ DE PARED DE UN METRO DE DIAMÉTRO. Y que de su examen que se trata de un "libro" hecho para las generaciones futuras por unos seres antiguos que conocían la longitud del meridiano terrestre, contaban hasta doce, probablemente adoraban el círculo, tal vez el Sol, estaban en la Edad de Bronce, etc. Todas estas deducciones son lógicas, pero NADA INDICA SOBRE EL RELOJ, ni sobre el OBJETIVO FUNCIONAL para el que fue diseñado.

Es necesario entender, entonces, que las catedrales y otros monumentos similares deben ser considerados en su TOTALIDAD ESTRUCTURAL, atendiendo a la FUNCIÓN para la que fueron diseñados. Y si no sabemos cuál es esa función MEJOR ES CALLAR porque de otra manera colaboramos con la Estrategia Sinárquica que consiste en fomentar la confusión en todo aquello que se relacione con Chang Shambalá y sus planes demoníacos.

H – Estrategia Druídica

Estrechamente conectado a este tema existe otra táctica sinárquica sobre la que vamos a advertir ahora. Cuando se habla de "Edad Media" y "Renacimiento" suele cometerse un deliberado error consistente en afirmar que efectivamente "una especie de abismo" separa a ambas épocas. Parecería, según los historiadores de la Sinarquía, que la Edad Media fue una época de tinieblas impenetrables cuyas negruras fueron disipadas bruscamente por el humanismo renacentista. El Renacimiento parecería ser, así, que surge por generación espontánea, totalmente divorciado de la época que viene a "superar". Pero bien que se mire la cosa vuelve a descubrirse, detrás de tales opiniones, a la táctica sinárquica.

I – Revolución cultural druídica

Lo diremos nuevamente: el Demiurgo, su Gran Aliento, impulsa a la materia a EVOLUCIONAR siguiendo el orden formal de sus Planes, o Arquetipos Manúes. La Ley de Evolución rige, así, en todos los órdenes de existencia, incluidas las sociedades humanas. Pero la Jerarquía Blanca de Chang Shambalá suele apurar esa Evolución social mediante una alteración llamada REVOLUCIÓN, la cual se expresa también por una ley precisa que consiste en plantear una oposición dialéctica al sistema que se procura REVOLUCIONAR. Por eso no debe extrañar que tras toda revolución los revolucionarios nieguen y desvaloricen el orden anterior: es pura táctica sinárquica, que puede ser comprobada observando la Revolución Francesa, Rusa, Cubana, etc., adonde se evidencia el choque dialéctico y la negación, por parte del nuevo orden, de todo valor al orden desplazado. Esta táctica sinárquica es muy evidente y no requerirá mayor comentario… sino fuese que el Renacimiento no figura en la Historia como "revolución".

Sin embargo, pasando por alto las calificaciones, descubrimos en el corazón del cambio renacentista a la misma Estrategia sinárquica que dirige las grandes revoluciones de la Historia; y con ella la negación de la "época anterior" a la que se tilda de "oscurantista". Pero, puesto que descartamos su carácter natural o espontáneo, debemos preguntar: ¿quién lanza una revolución tan vasta como "el Renacimiento"?. Porque toda revolución registra, por detrás de los protagonistas evidentes, una Jerarquía de "cerebros grises" que PLANIFICAN Y DIRIGEN el movimiento. El aspecto violento es solo la culminación de un largo trabajo subversivo efectuado por profesionales, "agitadores y revolucionarios", quienes han sido también "agitados" por fuerzas ocultas que raramente se muestran a la luz pública. Sabemos que la Sinarquía alienta tras estos poderosos movimientos pero en el caso del Renacimiento ello no siempre aparece suficientemente claro y diremos porqué: porque el Renacimiento fue una REVOLUCIÓN CULTURAL, NO POLÍTICA como las revoluciones violentas que estamos acostumbrados a considerar.

La REACCIÓN a tal revolución se llamó: CÁTAROS Y FEDERICO II HOSENSTAUFER; y fue ferozmente reprimida. Y adviértase que si hablamos de una reacción en el siglo XIII a una revolución que se produce en el siglo XV es porque admitimos que en el siglo XIII ya estaban a la vista las motivaciones que desencadenarían la revolución del renacimiento: motivaciones que los Druidas y sus secuaces habían incubado durante ochocientos años. Y la mayor de tales motivaciones, la más evidente, eran las catedrales, tan eficaces en su objetivo revolucionario cultural, tan espléndidas en su perfección estructural, pero, por sobre todo, tan grandiosa frente a la pequeñez humana, que tornaba dificilísimo reaccionar contra ellas. Pero esta inhibición era, sin lugar a dudas, otro importante objetivo sinárquico.

Lo repetimos por última vez: se comete un error al creer que el Renacimiento significó verdaderamente una reacción contra la cultura de la Edad Media. Fue la misma Edad Media, sus FUERZAS OCULTAS, la que generó el Renacimiento, preparándose durante siglos, actuando sobre las masas mediante tácticas psicosociales entre las cuales -pues no son las únicas ni mucho menos- se cuentan las catedrales que venimos mencionando.

Pero, seguramente, estamos tentados de preguntar: ¿sin las catedrales habría habido Renacimiento?: CREEMOS QUE NO. Esta respuesta puede dar una idea de la importancia que atribuimos a la influencia colectiva de las gigantescas máquinas de piedra y a la ciencia que permitió diseñarlas: la Kábala Acústica.

J – Nociones de Corología Esotérica

Quien haya leído los nueve incisos anteriores habrá, ya, comprendido que rechazamos "el punto de vista SOCIO-CULTURAL, que reconoce al hombre como agente activo y a la Tierra como sujeto pasivo, (el cual) es ahora aceptado (por los geógrafos) en términos generales"42, pues el mismo implica un falso concepto de "libre albedrío" que el hombre, esclavo de Jehová-Satanás, en realidad no dispone. Por el contrario para nosotros, y de acuerdo a la Sabiduría Hiperbórea, el hombre es SUJETO de un drama (el proceso de los Arquetipos Psicoideos) que se desarrolla en el teatro de una psicoregión de la Tierra, la cual se comporta como un AGENTE ACTIVO que lo captura e integra a la superestructura de los hechos culturales.

Cuando hicimos la crítica de las "Edades históricas" y de la "cultura", demostramos que el pasú o virya perdido es, por lo general, prisionero de los hechos culturales; pero, más adelante, al definir las "psicoregiones" explicamos que éstas constituyen el ámbito primario sobre el que se inicia el proceso del hecho cultural; "hombre" y "psicoregión" parecerían ser así los elementos fundamentales, y suficientes, para comprender el drama de la vida humana. Sin embargo esto no es así pues "psicoregión", tal como la definimos, es un concepto ESPACIAL, que nada nos dice sobre la dimensión TEMPORAL del drama. Para completar este aspecto la Sabiduría Hiperbórea aporta el concepto complementario de GEOCRONIA, a partir del cual, RECIÉN, se puede definir el Kaly Yuga.

Es fácil comprender que el proceso de los Arquetipos Psicoideos NO PUEDE SER EL MISMO EN DISTINTAS PSICOREGIONES. Por ejemplo: el Arquetipo Dama se desarrolla a través de Vulcano y le impulsa a buscar una mujer "amada"; si la psicoregión adonde se desarrolla el drama es, por ejemplo, la "aldea natal" de Vulcano, entonces éste podrá proyectar su "amor imposible" en alguna de las aldeanas y sublimar su energía sexual con la cual se alimenta el Arquetipo Dama; pero si la psicoregión es, por ejemplo, una "isla desierta", la proyección no se concretará "afuera" y el proceso tomará otro rumbo. En este ejemplo extremadamente simple, pero que ejemplifica muchos otros casos, se advierte que AL VARIAR LA PSICOREGIÓN VARÍA EL PROCESO (porque, naturalmente, varía la superestructura del hecho cultural).

Pero esta variación del proceso ¿de qué naturaleza es?; porque no decimos que el proceso "no tendrá lugar", sino que, simplemente, "al cambiar de psicoregión, el proceso varía". La respuesta es: al cambiar de psicoregión el proceso varía TEMPORALMENTE, o, en otras palabras: si un hombre, capturado e integrado a la superestructura de un hecho cultural, cambia de psicoregión. EL PROCESO DE SU DRAMA MÁS RÁPIDO O MÁS LENTO, DE ACUERDO AL CARÁCTER GEOCRÓNICO DEL LUGAR. Se comprende ahora la importancia que tiene, desde el punto de vista Estratégico, la situación geográfica de los viryas.

J1 – Efecto geocrónico sobre "Kaly exterior"

Existe, pues, una relación entre toda psicoregión y la temporalidad que insume el proceso de los Arquetipos Psicoideos CUANDO SE DESPLEGAN EN SU ÁMBITO. Pero los distintos Arquetipos Psicoideos componen un conjunto infinito y, CADA UNO DE ELLOS, PRESENTA UN TIEMPO DE EVOLUCIÓN DIFERENTE EN CADA PSICOREGIÓN PARTICULAR. Por eso no resulta posible tomar en consideración A NINGÚN ARQUETIPO EN PARTICULAR para referirse a la relación temporal entre "psicoregiones" y "hechos culturales" o, en la psicoesfera, entre "isla psicoidea" y "Arquetipo Psicoideo". El concepto de "geocronia" es definido por la Sabiduría Hiperbórea siguiendo un camino inverso: NO SE REFIERE A LA PROYECCIÓN DE UN ARQUETIPO PSICOIDEO SINO A UN RECUERDO DE SANGRE; AL RECUERDO DE LILITH AFUERA, O SEA: A KALY. En efecto: "GEOCRONIA ES LA CAPACIDAD QUE TIENE UNA PSICOREGIÓN PARA OSCURECER LA IMAGEN DE KALY".

¿Qué tiene esto que ver con el tiempo? Que, INVERSAMENTE, una psicoregión en donde no es posible percibir a Kaly es un sitio en donde puede DARSE UNA MÁXIMA SINCRONIZACIÓN TEMPORAL entre los ritmos biológicos del microcosmos y el Tiempo del macrocosmos, que es expresión del inmanente fluir de la Conciencia del Demiurgo. Por lo tanto la geocronia da una indicación NEGATIVA de las posibilidades que ofrece una psicoregión para alcanzar ORIENTACIÓN ESTRATÉGICA o, en otras palabras: a mayor índice geocrónico de una psicoregión, menor posibilidad de Orientación Estratégica.

Dentro de la Sabiduría Hiperbórea hay una ciencia que estudia todo lo referente a las psicoregiones y su relación geocrónica con el hombre: es la COROLOGIA ESOTÉRICA43. La Thulegesellschaft poseía un importante "círculo cerrado" especializado en estudios corológicos, el cual, después de 1936, pasó al Instituto Ahnenerbe de la . Y fueron los expertos en corología del Instituto Ahnenerbe quienes efectuaron un relevamiento mundial de índices geocrónicos y descubrieron que UNA VERDADERA RUTA DE TINIEBLAS PODÍA SER LOCALIZADA, O COROGRAFIADA, SOBRE LA SUPERFICIE TERRESTRE (Fig. 3).

Dicha "Ruta" es la expresión actual del llamado "Kaly Yuga" y demuestra, tal como anticipáramos en otra parte, que su influencia no es uniforme en toda la Tierra, como cabría esperarse de una simple "Edad Histórica", sino que varía de "intensidad" según la latitud considerada.


LA RUTA SECRETA DEL KALY YUGA Y EL TRIÁNGULO DE LA TRIPLE "A"

Buenos Aires - Argel - Pekín

FIGURA 3

La "intensidad" que varía es la de las "tinieblas" que impiden percibir a Kaly y por eso, a medida que se "avanza" en el sentido de la Ruta del Kaly Yuga, la pérdida de Orientación Estratégica es cada vez mayor44.

J2 – Determinación corológica de la Ruta del Kaly Yuga

La Ruta del Kaly Yuga tiene su punto de menor intensidad en el polo Sur y el de mayor intensidad en el polo Norte. Desde el polo Sur avanza sobre la Antártica formando con parte de la península antártica y varios archipiélagos de islas "la omega de la mano izquierda."45. Estas islas, entre las cuales figuran principalmente las Orcadas, Sandwich y Georgias, son un apéndice exterior de la Cordillera de los Andes, que se hunde bajo el Océano Atlántico para reaparecer en la Antártica como "Cadena Antartandes", en la Tierra de San Martín. La Ruta continúa luego sobre América, paralelamente a la Cordillera de los Andes, pero, a la altura de la línea ecuatorial, gira bruscamente hacia el Oeste y "enlaza" a la Tierra surgiendo por el Este de Asia y atravesando toda Europa. Siempre de Este a Oeste, la Ruta cruza el Océano Atlántico hasta México y Cuba, desde donde vuelve a girar hacia el Norte abarcando casi todo el territorio de Estados Unidos, parte del Canadá y Groenlandia.

De esa manera, siguiendo un esquema tectónico no siempre claramente apreciable, la Ruta del Kaly Yuga impone un movimiento helicoidal o en "forma de resorte" alrededor de la Tierra.

Las líneas que limitan a la Ruta del Kaly Yuga se denominan, en Corología Esotérica, CURVAS ISOCRÓNICAS pues han sido trazadas "a índices geocrónicos"46. Se distinguen así siete grandes regiones de diferente "intensidad geocrónica", cada una de ellas limitada por sendas curvas isocrónicas (Fig. 4). La Región I, "omega de la mano izquierda", es un recinto limitado por dos curvas isocrónicas y dos rectas; la primera de éstas, a a‘, es un segmento del círculo polar antártico, y la segunda, b b‘, es un segmento del paralelo que pasa por la ciudad chilena de Punta Arenas. A partir de allí se extiende la Región II hasta la línea c c‘ que forma parte del meridiano "90º Oeste". La Región III abarca un área muy grande que concluye en la línea d d‘, la cual está determinada por el meridiano que pasa por Pekín. A continuación sigue la Región IV, siempre dentro de la Ruta, es decir, limitada por dos isocrónicas y dos rectas, que termina en la línea e e‘ la cual es parte del meridiano que pasador el Monte Elbruz, en el Cáucaso. La Región V, netamente europea, acaba en el segmento f f‘, parte del meridiano que pasa por la Isla de Madera. Desde allí se extiende la Región VI hasta el segmento g g‘ parte del Círculo Polar Ártico, y, más allá, se encuentra el fin de la Ruta: la Región VII "de máxima oscuridad".

Existen también dos zonas geocrónicas fuera de la Ruta: una que abarca a Sudáfrica tiene las dimensiones de una Región V y otra, que incluye a Inglaterra e Irlanda, es una clara muestra de Región VI, "más cerca" del fin del Kaly Yuga que la cercana Región V europea, o sea: donde las tinieblas del Kaly Yuga son un grado más intensas que en Europa. Se ha indicado también, en la fig. 4, con una gran rueda de dientes cuyo centro axial o eje está situado en Mongolia, al "CENTRO DE MENOR INTENSIDAD DEL KALY YUGA" (DE LA TIERRA), que mencionamos en el inciso 1 de esta introducción. En rigor de la verdad dicho "centro" es el vértice de un colosal vórtice de energía que cumple la función de otorgar "movimiento" a la Ruta y por eso se lo llama "Motor del Kaly Yuga", aunque más apropiado sería decir "entrecejo de Sanat Kumara". Análogamente al ojo del huracán, en el "centro de menor intensidad", reina una absoluta calma que permite a sus habitantes alcanzar la más alta trascendencia; por eso los Siddhas Hiperbóreos han contado, y cuentan siempre, con esos habitantes, los mongoles, cuando sus planes de Estrategia Psicosocial requieren la movilización de pueblos de linaje hiperbóreo en distinta Regiones de la Ruta.


EL MOTOR DEL KALY YUGA Y ZONAS DE INTENSIDAD SOBRE LA RUTA

FIGURA 4

NOTAS

39 De allí proviene la amistad (camaradería hiperbórea) entre blancos y mongoles; amistad que hoy habrá que descubrir.

40 Louis Charpentier – Los Gigantes – Plaza y Janes.

41 "SOSPECHOSAMENTE" PROMOCIONADOS.

42 JAN M. BROEK – GEOGRAFIA – MANUELA U.T.M.R.A – MEXICO.

43 COROLOGIA, de la raíz griega COROS = LUGAR, significa literalmente "estudio de las relaciones entre cosas y personas que dan carácter a los lugares", en la teoría del geógrafo alemán del siglo XIX FERDINAND VON RICHTHOFEN. Pero la Corología Esotérica se ocupa de estudiar no lugares cualesquiera sino "psicoregiones" y de establecer relaciones específicamente "geocrónicas" entre aquellas y el hombre afectado por su entorno. La Corología Esotérica es, con propiedad, "Sabiduría Hiperbórea aplicada". Lo mismo podemos decir de otra ciencia complementaria: la COROGRAFÍA, quien estudia y desarrollatécnicas para representar psicoregiones en mapas o "maquettes".

44 Esto no significa que el Kaly Yuga actúa SOLAMENTE en la ruta. Toda la tierra está sometida a su influencia, pero, PARA EL HOMBRE, debido a la acción geocrónica de las psicoregiones, la INTENSIDAD DE LAS TINIEBLAS es abrumadoramente mayor DENTRO DE LA RUTA.

45 Se entiende que nos referimos a la "mano izquierda" de Sanat Kumara o Jehová-Satanás.

46 Isocrónica, de las raíces griegas: ISO = igual, y CRONOS = Tiempo. Significa literalmente "a tiempo constante"; pero, en Corología, las curvas isocrónicas aluden a la constancia del índice geocrónico.



two page view?


Share "Fundamentos de la Sabiduria Hiperborea":

Download for all devices (11.52 MB)